Ser conservador restaurador

Pablo Travasos

Hoy me venía replanteando una duda que me quema por dentro desde hace bastante tiempo. Prácticamente desde que entré en la Facultad de Bellas Artes hace ya unos años. Una duda tan simple como difícil de contestar: ¿Qué es ser conservador-restaurador?

Supongo que me asaltaría esta pregunta al ver cómo mis amigos de infancia, orgullosos de la aceptada utilidad y necesidad de sus carreras con salidas profesionales más que contrastadas y supuestamente aseguradas, me hacían sentir bastante acomplejado -a pesar de que eso no entrara en sus intenciones, por supuesto-. Como si yo estuviera haciendo algo de escasa o nula proyección productiva. Inútil para la sociedad. No me equivocaba: los conservadores-restauradores no crean como lo hace un ingeniero industrial, un arquitecto, o un artista. Pensaba que no tenía razones para sacar pecho por ser conservador-restaurador como lo hacía un arquitecto o los omnipotentes ingenieros. Entonces, ¿por qué ser conservador-restaurador?

En las aulas, a esta cuestión, siempre se respondía acudiendo al eterno paralelismo con el mundo médico: “Los restauradores salvan obras de arte, son los cirujanos del arte. Por eso no crean, pero por eso son tan necesarios“. ¡Joder! ¡Cirujanos! Vaya pasada, ¿no? ¡Soy médico!

Pero, tras unos segundos de euforia, aparecía la siguiente pregunta: ¿Y por qué necesito compararme con otro para saber qué soy? ¿Acaso al cirujano le dicen que es como el restaurador de la vida? Sería una respuesta maravillosa, sinceramente, pero nada utilitaria y por lo tanto escasamente aceptada. Y es que en pleno siglo XXI, lo romántico y lo maravilloso no consiguen escapar de debajo de la suela del utilitarismo -aunque este es otro tema-. En resumen, seguía encontrándome con que no podía igualar mi futura profesión a la de mis amigos si no era capaz de plantear una justificación de mi trabajo que no fuera comparativa ni supuestamente utópica. Situación a la que, como luego averigüé, se enfrentan en la actualidad gran parte de las disciplinas de Humanidades que intentan subsistir.

Y, como no podía ser de otro modo, acabé encontrando la respuesta en los libros. Como buen universitario, porque eso es lo que era. Tan universitario como los médicos, los arquitectos, los ingenerios, o los historiadores. Estudiando con interés. Leyendo con entusiasmo. Y salvando obstáculos para continuar estudiando después de que a los de mi generación nos estallara la crisis cuando prácticamente empezábamos a andar.

De entre todos esos libros, apuntes y artículos, nunca olvidaré las palabras de Philip Ward, hace ya casi 34 años, en el que definía cuál era el sentido de la conservación y en qué medida era necesaria:

Todo lo que realmente conocemos sobre nosotros mismos y sobre nuestro mundo proviene del pasado. Y todo lo que conocemos verdaderamente del pasado es aquella parte que ha sobrevivido bajo la forma de objetos materiales. Solamente una pequeña fracción de nuestra historia está consignada de manera escrita, y esta está sujeta a los errores de interpretación humanos. Solo los especímenes materiales de la historia natural y humana son indispensables, ya que son la materia prima de la historia, y los hechos innegables, la verdad sobre el pasado. La conservación es el medio a través del cual preservamos. Es un acto de fe en el futuro

Philip Ward (1982). “La conservación: el porvenir del pasado”, Museum, XXXIV, nº1, 6-9
Enlace a Museum, vol. XXXIV, nº 1, 1982

Entonces descubrí que sí. Que los conservadores-restauradores también creamos. Que creamos futuro pues trabajamos e investigamos para derrotar al tiempo que actúa sobre bienes perecederos. Que creamos verdad pues no entramos a valorar el testimonio que nos ha sido legado, sino que lo garantizamos para que nuestros hijos conozcan su historia sin adulterar. Creamos conocimiento pues dotamos a otras disciplinas de las herramientas necesarias para ejercer sus propias investigaciones, gracias a nuestro trabajo previo y tan necesario. En definitiva, en un mundo que avanza a una velocidad de la que apenas tomamos consciencia y que olvida deprisa, creamos la fe que se necesita para recordar cuáles son las grandezas del ser humano que nos permiten aspirar a un mundo mejor en el mañana. Hoy, saco pecho y digo: “Yo soy conservador-restaurador“.

Pablo

 

12 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Méliès Da Piranesi dice:

    Así es.
    Precioso ese “creamos conocimiento, por tanto, futuro”.

    Me gusta

    1. CR EcceHomo dice:

      Nos alegra mucho que te agrade el post Méliès. Es un placer ver que lo que pensamos y defendemos coincide con otras personas que valoran la cultura. ¡Muchas gracias!

      Me gusta

  2. Me encanta esta blog, por fin alguien que escribe sobre nuestra profesión y los problemas a los que nos enfrentamos día a día luchando por ella! Me siento muy identificada con casi todo lo que escribís. Seguid así, un saludo!!

    Me gusta

    1. CR EcceHomo dice:

      ¡Muchas gracias por tus palabras! Es un honor para nosotros que os guste lo que escribimos 🙂

      Me gusta

  3. Carmen Diego Espinel dice:

    Enhorabuena por vuestros comentarios. Es importante ver nuestro trabajo reflejado fuera de los talleres y darlo a conocer en las “redes”. Animo y adelante!

    Le gusta a 1 persona

    1. CR EcceHomo dice:

      ¡Muchas gracias! En breve tendremos novedades para dar a conocer otros aspectos de nuestra profesión. Estamos impacientes por publicarlo y que todos lo disfrutemos 🙂

      Me gusta

  4. valerie dice:

    Si,para mi..es y seria todo un privilegio de poder “trabajar” como Conservador Restaurador , porque no seria un trabajo , seria un inmenso Honor poder entender lo que hizo el pintor , el esculptor , o el escritor , o quien sea que haya dejado algo , una huella en el tiempo .Y quien sino esas personas que “restauran” las obras de Arte y por Arte hay para todos los gustos , quien mejor que “Ellos ” para entender y retransmitir esas sensaciones que han podido sentir los autores de esas obras y “Ellos ” mismos tocando ,observando , descubriando tesoros (los de la belleza) , admirando y intentendo ser a la vez historiador , archeologo , maestros , profesores , investigadores ..es un poco tomar parte o ser parte de la Historia (pero tambien de la Historia de los objetos en si mismos como el papel,el roze de la pluma sobre la hoja,el pincel y los colores , los dibujos a traves de lineas que no se ven ni siquiera se adivinan..las esencias , las piedras , ..etc..) y vivirla en un cierto modo, y como dicen en el articulo ser conservadores del pasado y del futuro ..para mi es una Pasada y no importa lo que digan o piensan los otros ..es algo que se siente dentro de si ,es mas que un trabajo ,creo que para mi seria parte de mi persona, de mi alma..se entiende o no..

    Le gusta a 1 persona

    1. CR EcceHomo dice:

      Aunque no todos puedan trabajar para aquello en lo que se han formado, en esta profesión nadie nos podrá quitar la forma de acercarnos y de entender esa Historia que se esconde bajo la piel de las obras. Como dices, es algo que se siente dentro de sí. Muchas gracias por seguirnos 🙂

      Me gusta

  5. ArKeopatías dice:

    Reblogueó esto en la fondarky comentado:
    #LASPRESTADAS: Ser conservador restaurador/ CRE.

    Le gusta a 1 persona

  6. Diana dice:

    Buenos días Pablo, soy Diana Pardo, presidenta del GEIIC (Grupo Español del Instituto Internacional de Conservación) que tiene como principal objetivo la defensa de nuestro patrimonio cultural. hace poco nos llegó tu escrito y nos ha gustado, ¿nos darías permiso para publicarlo en nuestra Web? Por supuesto dejando clara la fuente. Te animo a que la visites http://ge-iic.com/
    Espero tu respuesta.
    Un saludo
    Diana

    Me gusta

    1. CR EcceHomo dice:

      Buenos días Diana. Por supuesto, sin ningún tipo de problemas. Somos conocedores, seguidores y admiradores de vuestro trabajo. De hecho me encuentro preparando una propuesta de artículo para vuestra publicación bajo la dirección de la Dra. María Dolores Ruíz de Lacanal y también trabajé con la Dra. María Arjonilla. Ambas han participado con gusto con ustedes, así que para nosotros es todo un orgullo que contéis con nosotros 🙂
      Un saludo
      Pablo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s